¿QUÉ ES UNA COCINA INDUSTRIAL?

Somos fabricantes de equipo para cocinas industriales y distribuidores de las mejores marcas nacionales e importadas, llámenos y nuestros asesores lo ayudarán.

El término “cocinas industriales”se utiliza comúnmente para definir un espacio dentro de una empresa en donde se realiza la preparación de alimentos, con el fin de suministrar servicio de comida a sus empleados y colaboradores. También, es el espacio destinado como parte de un negocio para la elaboración de comida para banquetes y grandes eventos.

Este espacio debe contar con áreas específicas donde se encuentren los equipos de cocción como estufas, hornos de todo tipo, ollas y cacerolas eléctricas, estufones, etc. Así como refrigeradores, congeladores y máquinas para fabricar hielo. Un sitio para el almacenamiento de alimentos donde estén las repisas, estantería, alacenas y anaqueles; para la preparación y corte de alimentos el mobiliario requerido son mesas de trabajo, mesas de refrigeración, etc. Y el área de tarjas, limpieza  y suministro de agua, entre otros, que puedan aparecer dependiendo de cada necesidad y de las peculiaridades de la cocina.

Es de suma importancia que el espacio que se destine para cada fin, se encuentre en un lugar que esté bien iluminado, que sea cómodo y en el que se tenga un buen flujo de aire, ya que este tipo de ambientes está especializado en la elaboración de grandes cantidades de alimentos y emite de igual forma vapores, humos y calor.  Para optimizar este requerimiento o proporcionarlo en caso de no contar con ello, se debe instalar un sistema de “extracción de aire”, con éste se extrae el aire caliente, humo y vapores incomodos y se suministra aire fresco.

Diseñamos y fabricamos tu proyecto asegurando que cumpla con los estándares más altos de calidad, bajo las normas de seguridad e higiene establecidas.

Cada  proyecto es diferente, por lo que te ayudamos a encontrar el equipo ideal para tus necesidades.  En el diseño, equipamiento, mantenimiento e instalación del equipo, así como en la capacitación de tu personal estamos apoyándote.

Cuando un experto diseñe tu cocina, se asegurará de que cumpla con todas las necesidades de comodidad, funcionalidad, practicidad e higiene  para el uso cotidiano de forma eficiente.

LAVAMANOS PARA LA HOSTELERÍA Y ALIMENTACIÓN

Lavamanos para la hosteleria y alimentación, tener un lavamanos en establecimientos como carnicerías, pescaderías, cocinas industriales es obligatorio por ley, además el accionamiento del mismo debe ser de pie, codo o rodilla evitando el contacto con las manos (para evitar contaminación cruzada).

Las características que tienen que tener estos lavamanos son muy variadas dependiendo de cosas como el trabajo que realicen los usuarios de dicho establecimiento, condiciones de higiene necesarias, etc.

En general un lavamanos debe de  ser de acero inoxidable y después de lavarse las manos no se tiene que tocar lo que se ha tocado con las manos sucias.

Por tanto a la hora de elegir un lavamanos tenemos que tener en cuenta varios aspectos:

1-El trabajo que desarrollamos, (dependiendo si se trabaja con grasas o otras cosas cogeremos con agua fría o con dos aguas, para que sea más fácil quitar los gérmenes de nuestras manos.

2-Si lo queremos de pie entero o de los que se ponen en la pared, siendo estos menos resistentes.

3-De las dimensiones que disponemos par a ubicarlo, pudiendo poner desde los más reducidos 40 x 40 cm a los más grandes.

4-Del sistema que queremos para accionar el agua, aquí tenemos varios sistemas:

  • -.Con grifo electrónico: cuando acercamos las manos al grifo, se acciona el agua corriente, y a los segundos de separar las manos del grifo, el agua se para automáticamente.
  • Con un pedal que se acciona con el pie, con este sistema en el momento que se quita el pie del pedal el agua deja de salir.
  • Con accionamiento mediante palanca con la rodilla, al mover la varilla con la pierna o rodilla se abre el grifo.
  • Con un accionamiento con un pulsador de rodilla , que al pulsar sale agua durante un determinado tiempo y después se para.

En el mercado podemos encontrar lavamanos autónomos, los cuales no necesitan ni agua corriente ni desagüe ni electricidad para funcionar, basta con llenar un depósito que lleva en su interior de agua limpia y después de su utilización vaciar el de agua usada. Estos casi siempre disponen de ruedas para que sea más fácil su transporte, y son utilizados en sitios como consultas, eventos especiales, y sitios donde es difícil llevar el agua corriente o el desagüe.

ACCIDENTES EN COCINA INDUSTRIAL – COMO USAR LA FREIDORA

El primer consejo para evitar accidentes es evitar trabajar con freidoras de “cuba fria”, es decir freidoras cuya cuba contenga agua y aceite. Durante un tiempo algunos fabricantes  de cocina industrial producian freidoras con un depósito inferior para contener agua (y de paso facilitar la limpieza del aceite), los residuos bajan y el aceite queda limpio.

Aunque la teoria es buena, en la práctica se han producido muchos accidentes y actualmente están en desuso el accidente mas habitual se produce por desbordamiento de la cuba al freir congelados y mezclarse el agua con el aceite, produciendo incluso explosiones de aceite (por vaporización del agua) que producen graves quemaduras.

Por tanto si tienes una de esas freidoras la recomendación es jubilarla de inmediato.

Para evitar accidentes con las freidoras recomendamos los siguientes consejos:

  • No sobrepasar los 160-180º de temperatura en la freidora, por encima de esa temperatura se descomponen los aceites y aportan sabores poco agradables y los aceites quemados pueden ser tóxicos.
  • Los alimentos antes de echarlos  freidora deben de estar  secos. El agua forma burbujas en el aceite y pueden explotar produciendo graves quemaduras.
  • Usar freidoras diferentes según el producto a freir, como mínimo una para patatas y otra para el resto de frituras, si puedenser tres mejor, patatas, pescado y el resto. Esto nos ayuda a no mezclar sabores y mantener limpios los aceites.
  • Cada día es recomendable quitar el aceite de la freidora y decantarlo para eliminar las partículas quemadas, lo ideal sería disponer de dos aceites por freidora y dejarlo decantar 24 horas. Ultimamente están proliferando el uso de antioxidantes que alarga la vida del aceite, pero el filtrado es esencial.
  • No sobrepasar el nivel máximo de llenado, el desbordamiento de la freidora provoca muchos accidentes.
  • No es muy recomendable mezclar aceites de diferentes tipos como girasol y oliva o soja; los aceites de diferente tipo tienen diferente punto de ebullición y al mezclarlos se acaba quemando el de menor punto contaminando el aceite.
  • Usar freidoras de calidad es esencial para un buen servicio en la cocina, es importante que dispongan de una potencia adecuada, si son de poca potencia al echar el producto frio lo cuece en vez de freirlo con la merma en la calidad del producto final.
  • ¡IMPORTANTE! La freidora de patatas congeladas debe ser muy potente para que al echar las patatas hierva el aceite en superficie y no se llegue a mezclar el agua con el aceite  (freidoras ECO con poca potencia) si esto pasa el agua forma burbujas en el aceite y al recuperar la freidora la temperatura explotan.
  • Hay que medir diariamente la calidad del aceite, se venden unos medidores digitales muy económicos y evitaremos trabajar con aceites degradados que den sabores desagradables a la comida.
  • Antes de limpiar la freidora desconectela de la electricidad.
  • No utilizar productos abrasivos, ni detergentes, ni colocar las resistencias debajo de un chorro de agua caliente.
  • Espere a que el aceite esté frio para realizar las operaciones de limpieza.

ACERO INOXIDABLE PARA HOSTELERÍA E INDUSTRIA ALIMENTARIA

El acero inoxidable para hostelería y la industria alimentaria está sufriendo cambios en los últimos tiempos, quizás debido a la crisis y la necesidad de crear productos más económicos.

Hasta ahora el estandar habitualen acero inoxidable para hostelería y la industria alimentaria era el AISI 304 que está compuesto de una aleación de acero, cromo (18 a 20%), niquel (8 a 11%)  y manganeso (2%) este tipo de aceros inoxidables se les denomina Austeniticos y una de las propiedades características es que no se pegan los imanes.

Al contrario de lo que se piensa los aceros inoxidables se corroen, aunque presentan una elevada resistencia debido a que el cromo u otros metales presentes en la aleación reaccionan con el oxigeno formando una capa que impide que se corroa el hierro o las capas internas del acero. El pulido del acero inoxidable para hostelería  aumenta mas de 600 veces esa resistencia a la corrosión por eso normalmente el inoxidable se presenta con el denominado pulido espejo.

Para evitar la corrosión en nuestras máquinas y muebles hay que evitar el contacto con lejias, acidos, salfuman, y otros productos empleados habitualmente para limpieza doméstica o industrial que los contengan. Tambien debe evitarse el contacto con prolongado con hierro o materiales ferricos, por ejemplo una lata de conserva dejada en un mueble inoxidable en ambiente húmedo provocará una mancha de corrosión que no podrá limpiarse.

Otro de los aceros que se emplea en la industria alimentaria es el AISI 316 este acero, tiene algo menos de contenido de cromo (16 a 18%), algo más de niquel (10-14%) , el mismo manganeso (2%) y la aleación además lleva molibdeno (2 a 3%). El acero AISI 316 debido a su composición es más resistente a ácidos,  sales y ambientes húmedos. Este acero es considerado de alta calidad y tiene un precio bastante elevado.

Actualmente en los últimos años los fabricantes ademas de disminuir los espesores del acero inoxidable para hosteleria están trabajando con el acero inoxidable AISI 430, por eso en muchas de las máquinas industriales actuales se pegan los imanes, ya que a diferencia de los anteriores es del tipo Ferritico y tiene propiedades magnéticas, es menos ductil que los anteriores y tambien las soldaduras son menos resistentes.

Su aleación contiene Cromo (16 – 18%), Manganeso (1%); aunque tiene buena resistencia a la corrosión y unas propiedades mecánicas aceptables, es mucho más barato que los anteriores y tiene una menor durabilidad, aunque recentemente ha entrado en la maquinaria industrial, habitualmente se empleaba en electrodomésticos orientados al mercado doméstico.

Como curiosidad podemos indicar que la maquinaria americana procedente de EE.UU está prácticamente en su totalidad fabricada bajo este estándar por lo que “tampoco será tan malo”, aunque el concepto americano es cambiar máquinas cada 5 años y aquí en ICAISA nos gusta que duren toda la vida.

Y para finalizar el último tipo de acero inoxidable que se emplea en Alimentación es el AISI 420 cuya aleación tiene Cromo (12-14%) y manganeso (1%), esta aleación tiene la propiedad que puede templarse y afilarse por lo que se emplea en cuchillos y cubertería de calidad.

En ICAISA podemos asesorarte sobre cocina de precisión.

CÓMO EQUIPAS LAS COCINAS INDUSTRIALES

Para empezar vamos a describir en este artículo cómo equipar y en qué consiste el concepto de cocinas industriales. Se trata de aquellas donde la demanda de su clientela o el tipo de servicio que se presta requiere preparar una gran producción de platillos. Una de las principales características de este tipo de cocinas es que permiten el libre flujo de los cocineros y ayudantes de cocina para que cada uno pueda dedicarse, sin mayores complicaciones, a su tarea asignada, así como la capacidad de preparar los alimentos en el tiempo más breve posible.

El trabajo durante el día o turno de trabajo, queda definido a partir del menú, claro está. En este punto todo depende del servicio que se quiere ofrecer, el público al que está dirigido nuestro menú y la cantidad de gente que se contempla asistirá al lugar cada día. Dichos menús se pueden clasificar de distintas formas y eso sólo se podrá hacer tomando como punto de partida el concepto que tenga o para el que trabaje nuestra cocina industrial.

Dichos menús cambian paulatinamente (una vez por semana, dos por mes, etcétera) y pueden tener un fin en específico, dependiendo de lo que se busque y el público al que esté dirigido, como ya hemos mencionado: algunos pueden ser programas alimenticios para personas que padecen sobrepeso, otros servirán para beneficiar la salud de personas que padecen de la presión arterial o de triglicéridos; todo esto queda definido a partir de la selección de alimentos que tenga el menú en cuestión.

Sin embargo, esta clase de menús puede que no sean tan comunes en restaurantes de gran formato o que cuenten con cocinas industriales, en realidad es más común, por ejemplo, en internados, empresas de tiempo completo que demandan a sus empleados integrar buena parte de su vida con las horas laborales, comederos comunitarios, de cierto tipo de instancias (por ejemplo, aquellos que se instalan cuando suceden desastres de tipo natural o para las zonas militares) y, finalmente, de servicios públicos.

La decisión de contar con una cocina industrial en nuestro establecimiento es algo que habla, de entrada, de un gran trabajo de planeación y estructura. No es una decisión que se toma de un día para otro o con poca planeación; por ejemplo, se debe analizar que el espacio en sí tenga la infraestructura requerida o, en otras palabras, que esté acondicionado correctamente y que pueda instalarse una cocina de este tipo permitiendo el libre movimiento de los cocineros; de la misma forma se debe considerar que se requerirá el apoyo de varios trabajadores en dicha área.

Aunque este ultimo punto puede variar un poco, ya que hay una gran diferencia, claro está, entre cocinar para 1, 000 personas que para 200; para decirlo de forma más clara, la estructura y funcionamiento de las cocinas industriales depende de la cantidad de gente y el público que se proyecta atender día a día.

Otro aspecto esencial es la conservación de los insumos, por lo que es necesario adquirir un par de refrigeradores o congeladoras especiales (para poder almacenar distintas variedades de carnes), así como una buena alacena para que aquellos alimentos que no requieren refrigeración se mantengan en buen estado.

Depende mucho de la capacidad económica y del proyecto que se ha trazado ahondar más en las posibilidades de conservación. Por ejemplo, algunos establecimientos cuyo alcance lo permite han invertido en su propia planta de energía eléctrica, o en instalaciones de primera calidad, ya que alguna falla en el servicio que afecte al suministro de toda la zona puede tener consecuencias económicas terribles al impedir prestar un servicio al 100 %, sin dejar de lado, claro está el desperdicio de alimentos que conlleva esto.

Lo mismo se aplica respecto al suministro de agua potable; si dicho servicio es fundamental en la vida cotidiana, en las cocinas industriales es todavía más indispensable y contar con uno deficiente y nulo, no sólo no nos dejará cocinar, sino que producirá un problema de sanidad e higiene que no puede ser permitido en el ramo de los alimentos.

Esta clase de cocinas tienen una gran ventaja respecto a otros establecimientos de comida. Pongamos un ejemplo contraste sobre la mesa: un pequeño establecimiento de comida corrida está a la merced del número de gente que asista a diario. Si un día asisten veinte personas y al otro tan sólo tres, la economía del lugar estará tambaleándose al momento de hacer un balance o ajuste de cuentas,  mientras que en una cocina de tipo industrial, se tiene una certeza o una cifra aproximada muy segura de para cuántas personas se tiene que cocinar. Inclusive en las grandes franquicias de comida que existen en todo el territorio mexicano se conoce cuándo son las temporadas bajas y un aproximado de los comensales que asisten durante éstas, y cuándo las altas, así como el número de clientes con el que se contará.

Finalmente, en uno u otro ramo hay factores que determinarán el éxito y los utensilios y demás enseres serán sólo nuestras herramientas más adecuadas para alcanzar dicho triunfo e impacto en el mercado. Factores decisivos son: el correcto manejo de los utensilios y alimentos respecto a la higiene, llevar un control de calidad de primer nivel, vender comida en buen estado (no es recomendable utilizar alimentos ya caducados o que han empezado a descomponerse, el sabor y la salud del cliente lo padecerán); la infraestructura (contar con el espacio adecuado), buenos utensilios, así como aquellos necesarios, precisos, para nuestro establecimiento o un área bien iluminada, por sólo mencionar un par de factores decisivos.

En ICAISA tenemos lo mejor en utensilios y equipos para instalar y adecuar cocinas industriales. Contáctanos, nos encantará atenderte y resolver todas tus preguntas.

CÓMO LIMPIAR ACERO INOXIDABLE QUEMADO

Las sartenes y ollas de acero inoxidable, esenciales en tu cocina, necesitan mantenimiento. Leé acá cómo limpiar ollas de acero inoxidable para prolongar su vida útil.

CÓMO LIMPIAR ACERO INOXIDABLE QUEMADO

Instrucciones:

  • Verté en la olla o sartén de acero inoxidable 1 taza de agua y 1 taza de vinagre.
  • Agregá 1 cucharada de bicarbonato de soda.
  • Colocá la olla o sartén a calentar y esperá a que hierva. Si se forma espuma, no te alarmes, éste es un proceso normal.
  • Con la ayuda de una espátula, raspá levemente el fondo de la sartén para quitar las quemaduras. Si aún no se han aflojado, dejá que continúe hirviendo hasta que cedan.
  • Retirá la olla o sartén del fuego y vaciá el agua.
  • Cubrí el fondo de la olla o sartén con bicarbonato de soda.
  • Fregá la olla o sartén hasta que las manchas desaparezcan.
  • Enjuagá y secá inmediatamente.

Al cocinar diariamente, y no solamente cuando se nos pasa o se nos quema la comida, es normal que en las ollas y sartenes queden depósitos de comida ennegrecidos. Intentar limpiar acero inoxidable quemado puede resultar una tarea sumamente complicada, pero hay algunos pasos sencillos que podés seguir para que  tus ollas y sartenes vuelvan a su estado original. Además, vas a necesitar ingredientes naturales con los que seguramente ya contás en tu alacena.

Recordá siempre: antes de aplicar cualquiera de estos métodos, realizá una prueba en un lugar oculto o poco visible. Y, si combinás estos métodos con un producto limpiador de acero inoxidable, leé y seguí las instrucciones de la etiqueta.

CÓMO DESMANCHAR OLLAS DE ACERO INOXIDABLE: CONSEJOS GENERALES DE CUIDADO:

Las sartenes y las ollas suelen ser caras, por eso, es importante darles un mantenimiento periódico de limpieza de acero inoxidable para prolongar su vida útil.

La mejor manera de prevenir la formación de quemaduras en ollas y sartenes es llevar a cabo una rutina de limpieza a mano inmediatamente después de usarlos, restregándolos con una esponja suave, ya que esto contribuirá de manera significativa a que no se incrusten las manchas de comida. Te recomendamos no meter las ollas y sartenes de acero inoxidable en el lavaplatos, ya que, con el paso del tiempo, esto afectará la calidad del material.

Es igualmente importante secarlos con una toalla suave y limpia. El riesgo al dejarlos secar es que se formen las llamadas “manchas de agua” causadas por los minerales y otros compuestos como el fluoruro. Para retirar las manchas de agua, pon las ollas y sartenes a remojar en agua mineral carbonatada, y luego enjuagalos y secalos con una toalla suave.

TRUCO PARA LIMPIAR EL ACERO INOXIDABLE

Muchas veces al limpiar acero inoxidable se nos quedan unas manchas por donde pasamos el trapo nos hace aguas como de relieve lo cual resulta muy frustrante, sobre todo si tienes muchos aparatos y electrodomésticos de acero inoxidable.

Entonces, ¿cómo se limpia el acero inoxidable correctamente?

No hace falta comprar un producto especial para dejar el acero inoxidable sin manchas o huellas. Si sigues estos pasos lograrás una cocina o un cuarto de baño sencillamente brillante:

  • 1.- Escoger un paño limpio y seco
  • 2.- Poner unas gotas de aceite para bebes (tipo aceite Johnson) en el acero y frotar con el paño
  • 3.- Luego pasar una toalla limpia y secar

LIMPIEZA Y USO DEL ACERO INOXIDABLE

MANTENIMIENTO

Para mantener el aspecto superficial de su fregadero ICAISA, es necesario seguir unas sencillas instrucciones de limpieza que enumeramos a continuación:

• Lavar de forma periódica la superficie con agua y jabón neutro hasta la eliminación de la suciedad.

• Emplear bayetas y/o esponjas que no arañen el acero.

• Aplicar siempre un buen aclarado con agua después de cualquier operación de limpieza.

• Secar para realzar la belleza de la superficie. Existen productos que pueden generar oxidación, cambios de color o manchas.

Estos son:

• Lejías (hipocloritos). Sólo está permitido el uso de lejías diluidas, siempre y cuando el contacto sea inmediato y vaya seguido de un abundante enjuagado.

• Ácidos cítricos, ácidos muriáticos, detergentes de base de coloro, cloruros de sodio (sal común), mayonesas, limpiadores de plata, limpiadores que liberan cloro activo, sulfuros y sulfatos.

Debe evitarse el uso de todos ellos. Si no es así, debe enjuagarse el fregadero con abundante agua y secar posteriormente.

Atención
Existen productos en el mercado que contienen sustancias descritas anteriormente. Su almacenamiento bajo el fregadero puede producir vapores que se condensen en la parte inferior del fregadero, pudiendo ocasionar los mismos efectos de oxidación que el contacto directo de estas sustancias con el acero.

Por la misma razón, en viviendas de reciente construcción y ocupación no inmediata, donde para la eliminación de los restos de cemento, juntas de baldosas, gres, azulejos, etc.., se utilizan productos de limpieza muy agresivos, se recomienda ventilar adecuada y periódicamente las estancias, para evitar que los vapores que generan una atmosfera corrosiva, afecte al acero inoxidable.

Existen, además, otras prácticas que pueden generar oxidación y cambios estéticos. Estas son:

•Uso de polvo limpiador, estropajos de metal, herramientas punzantes o cortantes, y utensilios de cocina afilados.

•Uso de herramientas de acero al carbono que, en contacto con el acero inoxidable, pueden generar contaminación por hierro. El contacto con hierro metálico producirá un fuerte par galvánico donde, en presencia de un electrolito (por ejemplo la humedad ambiental),el ánodo de la pila formada, en este caso el hierro, sufrirá una fuerte oxidación, lo cual provocará la aparición inmediata de óxidos marrones ‐ anaranjados sobre las superficies del acero inoxidable.

•Uso de estropajos de acero, gravilla, clavos o piezas que contengan hierro en zonas húmedas.

¡Siguiendo estas normas de limpieza se pueden mantener las superficies de acero inoxidable inalterables en el tiempo!

LIMPIEZA

Los tipos de acabado que presentan los fregaderos ICAISA son variados, y van desde el acabado pulido hasta el microtexturado (el más rugoso). Según el tipo de acabado, unas superficies se ensuciarán con más facilidad que otras, por lo que tendremos que emplear diferentes métodos de limpieza acordes a las necesidades, prestando especial atención a los utensilios utilizados.

Por regla general, los paños y esponjas no arañan al inoxidable y sólo, en el caso de superficies más rugosas, podrán emplearse estropajos específicos para estar en contacto con el acero inoxidable.

En este último caso, el frotamiento debe realizarse siguiendo la misma dirección del lijado. De este modo, evitaremos que se produzcan alteraciones del brillo inicial.

Como regla general, es adecuado hacer una prueba en una zona poco visible de la instalación, con el fin de observar cómo afecta el utensilio elegido a la superficie del acero.

En aquellos casos en los que, por una falta de limpieza o por un tratamiento inadecuado del acero inoxidable, la superficie necesitase un tratamiento de limpieza más exhaustivo que llegase a arañarla, incluso en estos casos, se puede volver a pulir la superficie con el fin de restablecer el aspecto original del acero.

La gran ventaja de estos aceros es, además de sus excelentes propiedades de comportamiento, su facilidad de limpieza lo que permite mantener sus superficies en óptimo estado.

COMO ELIMINAR DIFERENTES TIPOS DE MANCHA:

Marcas de dedos, grasa o aceite:
Si con un simple lavado con agua y jabón no es suficiente para la eliminación de este tipo de manchas, las superficies pueden ser tratadas con alcohol y/o acetona.

Para un acabado perfecto lavar a continuación con agua y jabón neutro, seguido de un abundante enjuagado. Secar la superficie.

Manchas de té y café:
Estas manchas pueden ser eliminadas disolviendo bicarbonato en agua y añadiéndolo sobre la zona afectada. El calentamiento de esta solución puede hacer más efectivo el tratamiento. Una vez eliminada la mancha, la superficie de inoxidable debe ser lavada abundantemente con agua hasta la total eliminación de la mezcla usada para la limpieza. Un secado final devuelve la belleza a la superficie de inoxidable.

Adhesivos:
Los restos de pegamentos de etiquetas adhesivas sobre las superficies de inoxidable han de eliminarse con el disolvente adecuado. En muchos casos, la frotación del pegamento con aceite de oliva es suficiente para su eliminación de la superficie. En otras ocasiones, puede probarse con alcohol y/o acetona. Siempre se recomienda después de la operación anterior un lavado con agua y jabón neutro. Aclarar abundantemente con agua y secar.

Pintura:
La eliminación de pintura sobre las superficies de acero inoxidable, vendrá condicionada por el tipo de disolvente que contiene dicha pintura. En general, los disolventes orgánicos pueden ser usados, y es recomendable lavar a continuación la superficie con agua y jabón neutro hasta la eliminación del disolvente. Aclarar con abundante agua y secar.

Muchas veces es necesario usar utensilios rascadores pero, se debe tener mucho cuidado para no arañar las superficies de acero inoxidable.

Restos de agua sobre la superficie:
Existen lugares en los que, debido a la dureza del agua corriente y al secado al aire de las superficies de acero inoxidable, cuando las superficies de inoxidable se secan al aire, pueden quedar huellas por la cantidad de elementos que puede llevar esta agua. La adición de una solución compuesta de 1 parte de vinagre y 3 de agua elimina este tipo de manchas. Si es necesario añadir la solución caliente. Inmediatamente después de haber eliminado las manchas, lavar las superficies con abundante agua hasta la eliminación total de la solución ácida anterior. Secar la superficie.

Cemento:
La mejor forma de asegurarse que el cemento no deja marcadas las superficies del acero, es eliminarlo simplemente con agua cuando aún está mojado. Si se deja secar sobre la superficie, se producirá una adherencia difícil de eliminar.

Aunque se conocen las propiedades del ácido clorhídrico para disolver el cemento, se desaconseja su uso sobre superficies de acero inoxidable por resultar dañino. En algunos casos, parece que el ácido fosfórico pudiera eliminar las manchas de cemento pero, en caso de utilizarse, debe hacerse en una solución muy diluida en agua para no dañar el acero. Debe ponerse especial cuidado en su manejo y, además, debe ser eliminado de la superficie un enjuagado abundante.

CARACTERÍSTICAS DE LAS BATIDORAS INDUSTRIALES Y PROFESIONALES.

  • Las batidoras profesionales se fabrican en su mayoría en zinc de fundición revestido con una capa de pintura pulverizada que es muy resistente y duradera .En las batidoras industriales la estructura externa se fabrica en acero o lamina esmaltada y los bowls pueden ser de estaño o acero inoxidable de grado alimentario, aunque se pueden encontrar batidoras profesionales con bowl de cristal.
  • El gancho y la paleta se fabrican en aluminio con terminado esmaltado, mientras que el globo se fabrica con base de aluminio y varillas de acero inoxidable de grado alimentario.
  • Potencia del motor, en los modelos profesionales de buena calidad tenemos motores con potencia que va desde los 325 a los 575 watts y en el caso de las industriales, la potencia varia en ½ y 1 hp. Recuerde que a mayor potencia, su batidora podrá trabajar con mezclas más pesadas y durante más tiempo.
  • Capacidad del bowl, en los modelos profesionales encontramos modelos con capacidad para 3, 4.5, 5 y 5,65 L. en las batidoras industriales tenemos capacidades de 10, 20, 30, 40 o 60 L.
  • Las batidoras profesionales viene ya sea con sistema de cabezal giratorio, en el que el bowl está fijo en la base y el cabezal sube para tener acceso y retirar o colocar el bowl, o con sistema de recipiente que se eleva, que es un mecanismo que eleva el bowl al nivel del batidor. En el caso de las batidoras industriales, estas manejan el sistema de recipiente que se eleva.
  • Velocidades, las batidora profesionales manejan hasta 10 velocidades, mientras que las batidoras industriales por lo general solo cuentan con tres.
  • Su funcionamiento eléctrico normalmente es a 110 volts.

Otros aspectos a considerar.

  • Accesorios adicionales, por lo general las batidoras profesionales cuentan con más accesorios que las de tipo industrial, y dependiendo de marcas y modelos, podemos encontrar algunos de los siguientes:

-Cortador-rallador,  sirve para cortar rebanas gruesas o delgadas de frutas y verduras, asi como rallar frutas, verduras, frutos secos y quesos.

-Cortadores para diferentes tipos de pasta como spaguetti, fetuccini, etc.

-Molino de carne, para moler rápidamente carnes, verduras y frutas firmes, pan seco o quesos.

-Molino de frutas y verduras, este aditamento especialmente nos ayuda a preparar rápidamente purés, salsa, mermeladas, etc.

  • Puntos de contacto, al batir una buena maquina debe tener por los menos 67 puntos de contacto del accesorio batidor con la superficie del bowl.

MANTENIMIENTO DE LOS ACCESORIOS DE PISCINAS DE ACERO INOXIDABLE

Una piscina no consiste solo en el vaso y los bordes de la instalación. Hay numerosos accesorios cuya presencia es imprescindible, como sería el caso de las escaleras de acceso, o muy interesante, como las duchas. Otros de estos complementos son los pasamanos, los filtros, las cascadas…

Como vemos gran variedad y con muy diferentes funciones. Pero, muchos de ellos tienen en común un punto, que están fabricados en acero inoxidable. Las razones son muchas. Se trata de un material duradero, resistente y de fácil mantenimiento. Para piezas que están en contacto directo con agentes agresores, sin duda, son características muy apreciables.

Sin embargo, hay unas normas mínimas de mantenimiento que debemos aplicar a los elementos de acero inoxidable de nuestra piscina. Es la corrosión el peor de los problemas al que se enfrentan, un efecto que se produce por los restos agua y suciedad que se secan sobre su superficie.

La primera medida eficaz es estar pendientes, una inspección visual continua que detecte inmediatamente cualquiera de estos residuos y que permita actuar rápidamente. Una limpieza regular de estas superficies es la mejor medida. Los expertos recomiendan realizarla de forma semanal, aunque dependiendo de las circunstancias de nuestra piscina, podemos distanciarla en el tiempo.

Es importante que los tratamientos con productos químicos para el mantenimiento del agua se realicen lo más lejos posible de las piezas de acero inoxidable. El contacto directo puede dañar sus superficies. Siempre que sea posible, se debe usar agua de la red para limpiar los artículos de acero, mejor que la de la propia piscina.