PASOS PARA LIMPIAR LA PLANCHA INDUSTRIAL DE TU RESTAURANTE

La plancha industrial o profesional, conocida como fry-top, es una pieza esencial de trabajo en la mayoría de las cocinas industriales de los restaurantes. Estos equipos están fabricados en acero inoxidable y sus superficies de trabajo se basan en láminas de hierro fundido o láminas de acero con recubrimiento de cromo que pueden soportar infinidad de alimentos y sus variados tipos de cocinado, por lo que se ensucian con frecuencia.

Pasos para limpiar adecuadamente la superficie de trabajo de las planchas industriales:

Para evitar el envejecimiento de la plancha industrial y conseguir un aspecto completamente limpio, los cocineros limpian sus planchas de cocina diariamente después de cada servicio.

Para este proceso, es fundamental seguir una serie de pautas. Para ello, existen dos opciones:

1. Opción más ecológica y natural: Con la plancha caliente, se vierte una cantidad generosa de hielo y mediante una rasqueta especial para cocinas industriales (de teflón en el caso de planchas de cromoduro) se eliminan los restos de suciedad acumulándolos en el cajón recogegrasas, el cual tendremos que vigilar para evitar que se desborde. El hielo genera un choque térmico sobre la superficie de la plancha que hace que se despeguen gran parte de los restos. Hay que tener en cuenta que el espesor de la plancha debe ser suficiente como para aguantar dicho choque térmico y evitar grietas. Para ello, las planchas de Fagor Industrial cuentan con un espesor superior a la media que evita cualquier riesgo de grietas y roturas. En algunos casos se utiliza piedra pómez para eliminar los restos, aunque este método puede desgastar la superficie de la plancha.

2.  Opción mediante químicos: Con la plancha fría, se utiliza una rasqueta especial para cocinas industriales (de teflón en el caso de planchas de cromoduro) para eliminar los residuos de cocción. Posteriormente se aplica sobre la plancha una pequeña cantidad de producto químico desengrasante y se deja actuar durante unos minutos. Con el orificio de salida al cajón recogegrasas cerrado mediante un tapón, se vierte agua a 55-60ºC esperando unos minutos. A continuación se retira el tapón y se elimina toda el agua de la superficie. Finalmente mediante una esponja se limpia la plancha y se enjuaga abundantemente con agua.

Una vez limpia la plancha, se seca correctamente toda la superficie empleando para ello papel de cocina. Para asegurarse un correcto secado, se puede encender la plancha durante unos pocos minutos.

Después de secarla, opcionalmente y sólo en los casos de planchas de hierro fundido, se puede repasar y frotar toda la superficie con vinagre o limón (desengrasantes naturales). En las planchas con recubrimiento de cromo, se debe evitar verter cualquier ácido sobre su superficie (vinagre, limón, etc) para su limpieza.

Por último,  con una servilleta mojada con aceite de oliva se vuelve a limpiar la plancha industrial. Esto evitará su oxidación. Este último paso es especialmente importante para las planchas de hierro fundido, mientras que para las de cromo, no es realmente necesario pero sí recomendable.

Siguiendo estos pasos todos los días, te asegurarás que tu plancha industrial se conserve en perfectas condiciones para acompañarte en tu trayectoria hostelera!

Publicado en General y etiquetado , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *