CÓMO LIMPIAR ACERO INOXIDABLE QUEMADO

Las sartenes y ollas de acero inoxidable, esenciales en tu cocina, necesitan mantenimiento. Leé acá cómo limpiar ollas de acero inoxidable para prolongar su vida útil.

CÓMO LIMPIAR ACERO INOXIDABLE QUEMADO

Instrucciones:

  • Verté en la olla o sartén de acero inoxidable 1 taza de agua y 1 taza de vinagre.
  • Agregá 1 cucharada de bicarbonato de soda.
  • Colocá la olla o sartén a calentar y esperá a que hierva. Si se forma espuma, no te alarmes, éste es un proceso normal.
  • Con la ayuda de una espátula, raspá levemente el fondo de la sartén para quitar las quemaduras. Si aún no se han aflojado, dejá que continúe hirviendo hasta que cedan.
  • Retirá la olla o sartén del fuego y vaciá el agua.
  • Cubrí el fondo de la olla o sartén con bicarbonato de soda.
  • Fregá la olla o sartén hasta que las manchas desaparezcan.
  • Enjuagá y secá inmediatamente.

Al cocinar diariamente, y no solamente cuando se nos pasa o se nos quema la comida, es normal que en las ollas y sartenes queden depósitos de comida ennegrecidos. Intentar limpiar acero inoxidable quemado puede resultar una tarea sumamente complicada, pero hay algunos pasos sencillos que podés seguir para que  tus ollas y sartenes vuelvan a su estado original. Además, vas a necesitar ingredientes naturales con los que seguramente ya contás en tu alacena.

Recordá siempre: antes de aplicar cualquiera de estos métodos, realizá una prueba en un lugar oculto o poco visible. Y, si combinás estos métodos con un producto limpiador de acero inoxidable, leé y seguí las instrucciones de la etiqueta.

CÓMO DESMANCHAR OLLAS DE ACERO INOXIDABLE: CONSEJOS GENERALES DE CUIDADO:

Las sartenes y las ollas suelen ser caras, por eso, es importante darles un mantenimiento periódico de limpieza de acero inoxidable para prolongar su vida útil.

La mejor manera de prevenir la formación de quemaduras en ollas y sartenes es llevar a cabo una rutina de limpieza a mano inmediatamente después de usarlos, restregándolos con una esponja suave, ya que esto contribuirá de manera significativa a que no se incrusten las manchas de comida. Te recomendamos no meter las ollas y sartenes de acero inoxidable en el lavaplatos, ya que, con el paso del tiempo, esto afectará la calidad del material.

Es igualmente importante secarlos con una toalla suave y limpia. El riesgo al dejarlos secar es que se formen las llamadas “manchas de agua” causadas por los minerales y otros compuestos como el fluoruro. Para retirar las manchas de agua, pon las ollas y sartenes a remojar en agua mineral carbonatada, y luego enjuagalos y secalos con una toalla suave.